cine lgbtq Cine queer Crítica de cine

“LA DAGA EN EL CORAZÓN”, SUEÑO EN LA INTUICIÓN

"La Daga en el Corazón", el segundo largometraje del francés Yann Gonzalez, es un ejercicio que toma como estructura principal tintes del slasher, y lo alimenta de esta sensación del tiempo fragmentado.

POR: ARANTXA LUNA (@holasoyarantxa_)

Una intuición dentro de un sueño. Así define Anne (Vanessa Paradis) a su cine. Ella es una directora y productora de cine porno de bajo presupuesto en la Francia de los años 70. Alimentadas por su desfachatez y el ritmo caótico de su vida, las películas de Anne transcurren en el absurdo y la sátira, pero inevitablemente ligadas a una intuición estética que se fragmenta en el tiempo. 

La Daga en el Corazón (2018), el segundo largometraje del francés Yann Gonzalez, es un ejercicio que toma como estructura principal tintes del slasher, y lo alimenta de esta sensación del tiempo fragmentado. Gonzalez hace que su cámara y la de Anne se articulen en una sola ficción: una película dentro de otra película, un tiempo dentro de otro tiempo, pero esta aparente complejidad es aligerada por una de las características de este subgénero del cine de terror: la presencia de un psicópata que busca venganza. 

Mientras Anne sobrellevaba el rompimiento con Löis (Kate Moran), su alcoholismo y su depresión, ocurren diversos asesinatos que implican a los actores de sus películas. Sin una respuesta coherente e interesada de la policía, aquella autoridad intolerante ante la libertad sexual, Anne sospecha que el mundo de sus películas está relacionado con la necesidad de venganza en la vida real. 

El director ocupa buena parte de la película en explorar y explotar la estética nostálgica del video a través de la belleza de los cuerpos, el placer y el disfrute en espacios liderados por la comunidad LGBTTTI. Sus historias, aunque “absurdas”, adquieren una fuerza simbólica para aquella época y se transforman en “producciones de culto”, películas con una narrativa, un arco dramático y una preocupación estética que sobrepasa la mecánica del contacto físico del penetrar, exhibir y humillar en el porno. 

Cuando es claro que los asesinatos están relacionados a su entorno, Anne se transforma en el prototipo del detective que encuentra claridad en la más profunda crisis. Gonzalez deja el vértigo de la ciudad, las luces neón y la aparente libertad, y se traslada a suaves y misteriosos paisajes de la campiña francesa con sus bosques y grandes parajes. Ahí, con sutiles recovecos a La Detective en La Muerte Me Da de Cristina Rivera Garza, el laberinto al que entra Anne parece desentrañar una latente represión que abruma y paraliza las vidas construidas como una otredad que transgrede lo establecido. 


Para este momento, el director mantiene el aura de misterio, la sensación de una maldición detectivesca y la aparición de figuras fantasmagóricas que, más que pertenecer a un plano que está más allá de la realidad, son manifestaciones del dolor y la angustia. En este complejo hilado entre sueños, intuiciones, pistas y temores, Gonzalez conduce la película bajo un esquema explicativo en donde quiere, quizá de manera forzada, darle un cierre lógico a la trama: sí, detrás de esta belleza, esta fragmentación de tiempo habitada por seres únicos, el espectador “debe” conocer las motivaciones y el “origen” del mal, ¿por qué hay un asesino? ¿De dónde sale? ¿Por qué mata a actores porno? 

La Daga en el Corazón construye una atmósfera enrarecida a través de todos estos personajes que piden y buscan, como Anne, un lugar en el mundo, y así obtener la libertad de poder intuir no sólo en sueños, si no en la realidad que sigue sin darle el lugar a su identidad, su cuerpo y su goce.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: