Festival género mujeres cineastas Sin categoría

Identidad de Mujer en el Programa de Diversidad Sexual + Morelia

La Mariachi

“Hombres necios que acusáis / a la mujer sin razón, / sin ver que sois la ocasión / de lo mismo que culpáis.”

Siglo XVII, Sor Juana Inés de la Cruz

SER MUJER

Para Simone de Beauvoir, filósofa, feminista, francesa, el hombre se ha definido a partir de una supuesta dualidad entre él y la mujer, situando a esta última como el “segundo sexo”: económicamente dependiente, biológicamente inferior, históricamente oprimida, creativamente incapaz.

A costa de ella, el hombre se ha definido como la referencia de la humanidad y sus virtudes; mientras tanto, la mujer oscila entre el pecado y la divinidad, es prostituta o madre, demonio o musa, protagonista de desengaños o amoríos, pero nunca sujeto de sus propias historias. Su “ininteligibilidad”, su situación como lo “Otro”, ha castigado su cuerpo con censura y vergüenza; su sexualidad ha sido reducida a un objeto erótico o a su facultad de parir; y su punto de vista sobre su sociedad, política y arte ha sido acallado desde tiempos inmemoriales.

Las diferencias se vuelven el privilegio de unos, y las cadenas de otros. Éstas, sin embargo, se convierten en recordatorio y estandarte de rebelión contra lo impuesto. De esta manera, las mujeres, conscientes de su situación, se buscan, definen, emancipan y expresan a través de ellas mismas. Se reconquistan, resignifican y dignifican en la lucha por derechos, oportunidades y la inserción en las artes.

Desde el año pasado, las mujeres de la industria cinematográfica han explotado en demandas y exigencias en contra de los abusos patriarcales que envuelven tanto el maltrato sexual como el reposicionamiento de la mujer en las narrativas, así como en los equipos técnicos y creativos de las filmaciones. La lucha, no obstante, implícita o explícitamente ha existido desde hace años con el trabajo de grandes cineastas entre las que podemos ubicar a Agnés Varda (Cléo de 5 à 7), alta representante de la Nueva Ola Francesa, a Kathryn Bigelow (The Hurt Locker), la única mujer en haber sido galardonada con un Óscar a Mejor Dirección (hasta ahora), y en el panorama nacional a Sofía Carrillo (Cerulia), Tatiana Huezo (Tempestad), Natalia Beristáin (Los Adioses), Maya Goded (La plaza de la soledad), Natalia Almada (Todo lo demás), Lucía Gajá (Batallas íntimas), entre muchas otras.

Este año, en su tercera edición, el Programa de Diversidad Sexual de Morelia se enorgullece en presentar películas creadas por mujeres de todo el mundo, así como historias que toman a personajes femeninos como protagonistas desde su propio hacer, su propia voz y visión de género.

ENCANTADORAMENTE MEXICANAS

Como parte de nuestra selección nacional en competencia contamos con cinco documentales, de los cuales tres fueron dirigidos o co-dirigidos por mujeres. Todos ellos muestran diferentes experiencias sobre lo que significa ser mujer en México, conllevando su identidad de género, orientación sexual y reapropiación de sí mismas.

María bonita de Roxana Anaya lo hará desde Colima, tomando los escenarios de un cabaret de antaño que buscaba ofrecer un trabajo digno a las mujeres que, de otro modo, hubieran sido arrinconadas a la prostitución. La Flaca de Adriana Barbosa y Thiago Zanato nos adentra a la idiosincrasia mexicana de una mujer trans viviendo en Nueva York, quien le atribuye su cambio de sexo a la Santa Muerte, ofreciéndole en consecuencia una gran fiesta anual. Por su parte, Uli: Show de Media Noche de Julio y Óscar Galeote, nos lleva de la mano por las calles morelianas donde en los clubes nocturnos, impera la expresión libre de la identidad a través del baile y el espectáculo drag de Uli.

La Flaca

En La mariachi de Adán Ruiz, seguimos a Nancy en su camino entre Garibaldi y el hogar que comparte con su esposa e hijo, siendo testigos del andar de una de las pocas mujeres dedicadas al mariachi. En la misma Ciudad de México vemos también a Yann María Castro quien en el trabajo de Tania Claudia Castillo, Un amor en rebeldía, nos da un recorrido histórico y personal sobre la militancia en favor de los derechos de las mujeres y las lesbianas de México.

MUJERES DE TODO EL MUNDO

Además de una selección nacional en la que celebra a la mujer como personaje y realizadora, la sección internacional de este año cuenta con ocho directoras provenientes de un amplio abanico nacional, cultural y artístico.

Representando a África contamos con la co-producción camerunesa, belga y estadounidense Vibrancy of silence, el más reciente trabajo de la directora Marthe Djilo Kamga, quien ha dedicado su vida en la realización cinematográfica, así como en la gestión cultural, a la diversidad, particularmente en términos de la comunidad LGBT+, femenina y africana. También con co-producción estadounidense se encuentra la película española Bones of contention de Andrea Weiss, documental en el que se hace un recuento de la comunidad LGBT+ bajo el yugo franquista.

Este año se presentarán dos documentales que toman como protagonista a la brasileña Linn da Quebrada, artista de las favelas de Sao Pablo en lucha activa a través de su música contra el patriarcado, el racismo y el machismo: Bixa Travesty, trabajo de Claudia Priscilla y Kiko Goiffman, nominado al premio Teddy a Mejor Documental este año; y Mi cuerpo es político de Alice Riff. Ambas películas se concentran en la trayectoria de la cantante a través de su poderoso mensaje sobre la corporalidad como medio e instrumento de sublevación contra las formas establecidas de pensar a La Mujer.

Bixa Travesty

Siguiendo el paso por Latinoamérica encontramos la cinta Román, de la argentina Majo Staffolani de Amoriza, quien nos relata el renacer sexual de su personaje en este trabajo ovacionado en el BAFICI, filmado con la participación al 95% de técnicas mujeres. Asimismo, proyectaremos la película Las Herederas de Marcelo Matinessi, primera película paraguaya en mostrarse en la Berlinale, que retrata la relación entre Chela y Chiquita.

Asimismo, los directores Jenny Mackenzie, Jared Ruga y Amanda Stoddard presentarán dos de sus colaboraciones: Terror Nullius, un collage vibrante y con radiante sentido del humor que nos hace preguntarnos ¿qué ha significado ser “mujer”? Y Quiet Heroes, en el que documentan la epidemia de VIH/SIDA en la comunidad mormona de Salt Lake City, Utah. También situado en Estados Unidos tenemos el trabajo nominado al premio Teddy y ganador en el L.A. Outfest, Shakedown de la directora Leilah Weinraub, quien se adentra en la vida nocturna de un bar lésbico underground en Los Ángeles.

Ahondando en la muestra de cine internacional, este año contará con una retrospectiva a la directora franco-americana, Marie Losier, quien, así como sus personajes, es provocadora y revolucionaria, sin dejar a un lado la ensoñación y la celebración de la vida como una fiesta. Previo a funciones en el MoMA, la directora presentará su película ganadora del premio Teddy y Caligari en la Berlinale 2011, The Balad of Genesis and Lady Jaye, documental en el que retrata al artista Genesis Breyer P-Orridge y Lady Jaye, su esposa; así como su nuevo largometraje, Cassandro, the exotico!, nominado a la Queer Palm este año, en el cual se adentra en la vida de Cassandro, uno de los luchadores exóticos más reconocidos de México. Además, Losier presentará un programa de cinco cortometrajes de su maravilloso cuerpo de trabajo: Bim Bam Boom, Just a million dreams, Eat my makeup, Slap the góndola! y The touch.

The ballad of Genesis and Lady Jaye

“El otro. Con el otro / la humanidad, el diálogo, la poesía, comienzan.”

Siglo XX, Rosario Castellanos

Una mujer que es capaz de contar sus propias historias, detrás o al frente de una cámara, es una mujer que, a partir de su talento creativo, construye un camino emancipatorio para su reconocimiento dentro y fuera de la pantalla. Estas películas nos muestran que no hay una sola forma de ser mujer, no existe un solo significado. Lesbianas, transexuales, cabareteras, religiosas, activistas. De vestido, sotana, maquillaje, diamantina, bandanas o pantalones. Madres, músicos, pintoras, bailarinas. La identidad femenina es una por sí misma, sin necesidad de existir en función a otra, y se manifiesta en tantas variedades como hay personas.

Estas historias nos presentan a las mujeres invisibles, fetichizadas o estigmatizadas, a modo de resistencia, para comprenderlas no como un género alternativo, no como un ser místico,

incomprensible o infrahumano, sino como personas de carne y hueso, esperanzas y aspiraciones, deseos y miedos. Tanto en realizadoras como en personajes, vemos el trabajo de individuos capaces de trastocar e impactar su realidad, de alzar la voz por la libertad sexual, de amar a sus familias, de luchar o resistir contra sistemas opresores, demostrando una y otra vez que el arte es una vía perfecta para crear empatía con lo que consideramos “diferente”.

Los esperamos en el Programa de Diversidad Sexual de Morelia, del 21 al 24 de octubre en el Palacio Clavijero, para continuar celebrando a la mujer en el cine.

#juntossomosmásfuertes

Texto: Patricia Ríos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s