cine gay Crítica de cine Estreno Sin categoría

Crítica de “Call me by your Name”

CALL ME BY YOUR NAME

Albaricoque

Por: Patricia Ríos

 

Desde su debut en Sundance 2017 Call me by your name, la última película de Luca Guadagnino (I am love, 2009; Melissa P., 2005), ha robado el corazón de los espectadores y la atención de los festivales, desde Berlín hasta Nueva York. Nominada a 4 premios Oscar (Mejor Película, Mejor Actor Principal, Mejor Música Original y Mejor Guion adaptado) esta película basada en la obra homónima de André Aciman, retrata el verano de un joven que no volverá a experimentar el amor de la misma manera.

A través de hermosos paisajes italianos y los momentos en los que la vida misma se convierte en una obra de arte, Call me by your name es un filme fresco y refinado en cuanto a la sensualidad y belleza presentes en ella, tanto en curvilíneas estatuas helénicas como en las piernas de un adolescente entrelazando a las de otro hombre, mirada ya recurrente en el director quien en sus trabajos pasados ha presentado historias sobre el deseo clandestino y culminado.

Ya en A Bigger Splash (2015) Guadagnino nos había presentado una película del ocio y relaciones amorosas de la clase alta en paisajes paradisiacos. Inspirado en La Piscine (1969) este trabajo presenta a Tilda Swinton como Marianne Lane, una estrella de rock que pasa unas sensuales y tranquilas vacaciones con su novio (Matthias Scoenaerts) hasta que su ex pareja, grandiosamente interpretado por Ralph Fiennes, los visita junto con su hija de 17 años (Dakota Johnson), con quienes entablarán relaciones de celos y tensión sexual. Siguiendo este estilo el director hará Call me by your Name.

“Un extraño llegará a permear la gruesa coraza de un joven en pleno despertar sexual.”

8
Fotograma: Call me by your Name

Es el norte de Italia en 1983, la familia Perlman (Michael Stuhlbarg, Amira Casar) recibe en su opulenta casa de campo a Oliver (Armie Hammer), un estudiante estadounidense que está trabajando en su tesis doctoral. Elio, el hijo del matrimonio (Timothée Chalamet), comienza de manera inmadura, entre críticas y una ineludible atracción, a sentir curiosidad por su invitado. Este acercamiento no es común en Elio ya que su inseguridad adolescente le hace temer por el rechazo o el odio de los demás, por lo que se encierra en su música y libros. Será así que un extraño llegará a permear la gruesa coraza de un joven en pleno despertar sexual.

Al inicio de su relación, Elio se refiere a Oliver como el “intruso” porque le debe prestar su cuarto por las vacaciones. Después de un par de días lo califica como arrogante y grosero por la manera cortante en la que se despide con un muy estadounidense “later“. Un típico adolescente en la primera fase del enamoramiento: la atracción disfrazada de animadversión.

“El amor que presenciamos en esta película es uno que cambia dos vidas por completo y toca a todos a su alrededor en su ternura y unicidad.”

cbyn1.jpg
Fotograma: Call me by your Name

¿Cuándo comienza el enamoramiento? ¿Será con la primera confidencia? ¿Con el primer contacto piel con piel? El amor viene de manera inesperada y se alimenta de pequeñas cosas como una flama que con ramita y ramita llega a ser hoguera: canciones en el piano, artículos académicos, partidas de cartas y otras pequeñas sorpresas que guardan en sí un deseo por descifrar y dejarse descifrar por el otro.

El fuego se sale de control cuando Elio busca entrometerse en la vida amorosa de Oliver sin saber que él lo desea. Tras una tregua pactada con el brazo de una estatua de Venus, la diosa romana del amor, se rompe el hielo entre los dos, y así Elio pasa a la segunda fase: el acercamiento, aunque sea a hurtadillas.

“El amor que presenciamos en esta película es uno que cambia dos vidas por completo y toca a todos a su alrededor en su ternura y unicidad porque nada los detuvo.”

1
Fotograma: Call me by your Name

La madre de Elio les cuenta una historia sobre una princesa que ama a un hombre bajo un velo de amistad, sin saber que él la ama de regreso. Expresar nuestro amor tiene consecuencias, pero llegará un momento en el que se deberá hacerlo, piensa el hombre, lo cual resuena en la mente de Elio. “Hablar o morir”, narra su madre, porque, como cualquier enamorado puede afirmar, no compartir nuestro amor es morir lentamente dentro de nosotros mismos. Entonces Elio decide hablar al lado de una estatua de jóvenes que murieron durante la Iª Guerra Mundial. Contra el miedo la valentía, y con la valentía la tercera etapa: el amor profeso.

La búsqueda de reciprocidad viene acompañada de añoranza y duda ¿Será sólo algo pasajero? ¿Sentirá lo mismo que yo? Elio resiente la ausencia de Oliver. Tonos azules y verdes como de ensueño acompañados de una canción de Sufjan Stevens demuestran el anhelo, la espera, la incertidumbre.

Hablar o morir, narra su madre, porque, como cualquier enamorado puede afirmar, no compartir nuestro amor es morir lentamente dentro de nosotros mismos.”

cbyn
Fotograma: Call me by your Name

“Madura” le dice Oliver, quien por su parte se siente cada vez más tentado por el deseo simbolizado en las esculturas antiguas que estudia. Entrando a la cuarta fase, el amor consumado, por primera vez tenemos a un Oliver vulnerable que se encuentra sorprendido de sí mismo por cómo ha llegado a ilusionarse, como un adolescente.

La raíz latina de “albaricoque” significa precoz. En una arquetípica experimentación adolescente, a lo largo de la historia vemos a Elio teniendo sexo con Marzia, su amiga francesa (Esther Garrel), y masturbándose con un albaricoque en una de las escenas más memorables, pero más allá de la experimentación sobre la cual tiene el control, Elio se siente trastocado por el intruso del cuarto contiguo que a medianoche se convirtió en su amante.

“Ahora hay tristeza, dolor, no lo mates, y regocíjate en la alegría que sentiste”

7
Fotograma: Call me by your Name

La quinta fase: la plenitud. Cuando no hay nada que ocultarse (ni siquiera la masturbación con frutas), cuando se pueden confesar los intentos iniciales de seducción, cuando no hay tapujos que impidan besar o abrazar, cuando no importa no ver a Marzia. Cuando, a pesar de amar sinceramente, el tiempo parece ser el enemigo. En un abrir y cerrar de ojos, la sexta fase: la despedida.

Cada quien regresa a su vida, pero algo sucede con todo regreso, algo que le sucedió a Ulises en Ítaca y a Gardel con la frente marchita. Oliver escribe sobre el río de Heráclito: “Algunas cosas cambian sólo para permanecer iguales”. Después de aquel verano permanecerá la opulenta casa de campo, los libros y albaricoques dentro de ella; permanecerán estatuas helénicas escondidas en el mar; permanecerán las cenas familiares y los académicos de visita. Elio y Oliver, por su parte, nunca serán los mismos.

“Algo sucede con todo regreso, algo que le sucedió a Ulises en Ítaca y a Gardel con la frente marchita.”

6
Fotograma: Call me by your Name

La séptima y última fase tiene lo mismo de expiación que de esperanza: el duelo. El padre de Elio lo consuela diciéndole: Cómo vives tu vida es tu asunto, pero recuerda: nuestros corazones y cuerpos se nos son dados una sola vez, y antes de que lo sepas ya gastaste tu corazón, y en cuanto a tu cuerpo, llega un punto en el que nadie lo quiere ver, mucho menos acercársele. Ahora hay tristeza, dolor, no lo mates, y regocíjate en la alegría que sentiste. En una poderosa escena final, espectacularmente actuada por Chalamet, Elio al fin ha madurado.

*

El amor que presenciamos en esta película es uno que cambia dos vidas por completo y toca a todos a su alrededor en su ternura y unicidad porque nada los detuvo, como bien describe el padre de Elio en su hermoso discurso final citando a Montaigne: parce que c’etait lui, parce que c’etait moi (porque era él, porque era yo).

Call me by your name es una celebración del amor que nos enseña a vivirlo al máximo durante cada una de sus etapas. Con gran sensualidad, ya sea en la desnudez de un albaricoque o la de un cuerpo humano bañado por los rayos del sol, Guadagnino nos cuenta la historia de madurar a raíz de un amor, de encontrar la valentía para sentirlo hasta las últimas consecuencias, y recuperarnos para amar una y otra vez.

El director nos brinda una película de amor entre hombres, sin tabú ni morbo ni castigo, con una sexualidad natural tanto a la historia como a sus personajes, cargada de emotividad, inteligencia y pasión, abriendo la puerta a muchas conversaciones, desde la aceptación o rechazo familiar de la homosexualidad hasta los convencionalismos de género en el amor, pero sin duda lo que causa en el espectador, gracias a su poder de reminiscencia y empatía, es el recuerdo de aquel primer gran amor que nos hizo crecer y madurar.

 

 

 

El Programa de Género y Diversidad Sexual de Morelia presenta el primer episodio de su podcast, de dictado a la película Call me by your Name (2017) de Luca Guadagnino ganadora del Óscar a Mejor Guion Adaptado.

https://w.soundcloud.com/player/?url=https%3A//api.soundcloud.com/tracks/410239890&color=%23ff5500&auto_play=true&hide_related=false&show_comments=true&show_user=true&show_reposts=false&show_teaser=true&visual=true“>Episodio 1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s